Sock Data se come tu bocata

La razon por cual Sock Data se come tu bocata es porque si y no hay otra razon

QUE DICEN LOS EXPERTOS SOBRE LAS BOCATAS DE SOCK DATA Y PORQUE SE LAS COME

Resulta esencial tener fuertes y claras bases de SEO internacional para que tu presencia online se adapte a la exigencia multilingüe. Esto debe evidenciarse en el disposición de tu site, una buena segmentación captará a un público global.

¡Evita estos errores comunes de SEO a nivel internacional! No nos limitamos en los errores, sino te damos opciones para que los evites o superes.

¿Listo para conquistar clientes más allá de las barreras lingüísticas o multi-país?

¡Evita estos errores comunes de SEO a nivel internacional!

Si bien tu público puede compartir idioma, el contenido no puede ser “generalizado” para el público de diversos países.

Contenido impersonal en las distintas adaptaciones de cada región

Tu contenido debe acoplarse al comportamiento puntual de tu público objetivo ubicado en cada nación. Las distinciones pueden ser en las expresiones para describir la misma definición o en el nombre que lleven servicios o productos.

Para cumplir con ello, se analizan las keywords propias de cada mercado objetivo. Lo recomendable es que lo haga algún nativo, así identificará y le dará validez al comportamiento de búsqueda de tu target.

Potencia el contenido de tu portal, su diseño, estructura y acciones partiendo de las particularidades detectadas.

Emplear una URLs para todas las adaptaciones de tu portal

Cada página de los diferentes países o idiomas necesitan contar con su propia URL. De esa manera, Google podrá posicionarlas, indexarlas y rastrearlas. Por país puedes lograrlo empleando subdominios, subdirectorios o ccTLDs.

Si estás segmentando por idioma puedes elegir entre subdominios o subdirectorios. Como siempre, cada elección tiene sus ventajas y desventajas.

Querer llegar a múltiples países con solo una ccTLD

Es común que ocurra con los portales que al principio enfocaron su contenido y actividad en un país. Usan sus ccTLD (siglas de country code top-level domains) puntuales como lo son “.mx”, “.es”, entre otros.

Esto representa un desafío cuando el negocio crece y quieren internacionalizarse. Por eso, lo mejor es inclinarse desde el principio por un gTLDs (siglas de “generic top-level domains) como son “.net”, “.org” o “.com”.

La ventaja de esta opción es que solo tendrás que habilitar subdominios o subdirectorios y alcanzarás cada nación. Además, Google Search Console permitirá que sean geolocalizados.

No darle la opción al usuario de seleccionar la versión online internacional

Al re direccionar de forma automáticas, privas al usuario de disfrutar el contenido en idiomas específicos. Además, puede considerarse una intrusión e incluso confundirlo.

Lo más sano es que tanto Google como los usuarios naveguen libremente por las distintas versiones internacionales que tenga el site. Así el Googlebot rastreará las versiones sin re direccional partiendo de la dirección IP.

Deja que los internautas lleguen a la versión original de su página. Pero avísales que hay adaptaciones que podrían serles útiles bien sea por su país o idioma. Hazlo de forma evidente con la alternativa de permanecer en la URL actual o ir a la que sugieres.

Creer que usando dominios por continente Google hará la segmentación

En este caso, volvemos a la practicidad de apelar a un gTLD. Así podrás recurrir a los subdirectorios puntuales que con Google Search Console son perfectamente geolocalizables. Luego solo tienes que complementar con apuntes hreflang para ir a cada nación europea de forma independiente.

Saltarse la validación en el proceso de aplicar las anotaciones hreflang

Escoge una técnica de aplicación puede ser un mapa del portal XML, encabezado HTTP o HTML. Todo acorde a las funciones del portal, sus limitantes y las demandas del proyecto.

Puntualiza el patrón del código hreflang partiendo de las especificaciones oficiales que te brinda Google.